¿Cómo funciona el freno ABS? ¡Comprender!

Obligatorio en Brasil en todos los automóviles fabricados desde enero de 2014, el freno ABS es un sistema inteligente que evita que las ruedas se bloqueen cuando se presiona el pedal del freno. Si bien es un sistema robusto y confiable, no se puede olvidar a la hora de revisarlo. Por tanto, es fundamental que los profesionales que quieran trabajar en el campo de la mecánica saber realizar este tipo de mantenimiento.
A continuación, hablemos un poco más sobre los frenos ABS. ¡Verificar!
¿Cómo funciona el freno ABS?  ¡Comprender!

Después de todo, ¿qué es el freno ABS?

Como dijimos antes, la función del freno ABS (Anti Lock Braking System) es evitar que las ruedas se bloqueen durante el proceso de frenado. Al ser uno de los tipos de freno que garantiza más seguridad, es obligatorio en todos los vehículos desde 2014. Esto se debe a que permite al conductor mantener el coche bajo control, incluso cuando maniobra o cuando se aplica el freno de forma repentina. Otra ventaja es que garantiza una mayor estabilidad en cualquier tipo de superficie, incluso con poco agarre como arena, hierba o asfalto mojado. De esta forma, es capaz de evitar que el coche resbale o patine. Además, esta característica también permite al conductor girar el volante y evitar obstáculos sin perder el control del vehículo, mientras que el sistema ABS actúa para frenar el automóvil. Para ello, el freno ABS dispone de sensores en las cuatro ruedas que informan, en milisegundos, si una de ellas está empezando a frenar. De esta forma, el módulo electrónico evalúa la información y activa las dos electroválvulas de esta rueda, que alivian la presión del fluido por un instante. Luego vuelven a aplicar toda su fuerza. Debido a la seguridad ofrecida, los frenos ABS comenzaron a funcionar de manera integrada con otros tipos de sistemas electrónicos del vehículo, como las tecnologías EBD (Electronic Brake Distribution o Electronic Brake Distribution) ESP (Electronic Stability Program o Electronic Stability Program), Hill Holder y incluso dispositivos semiautomáticos. Hoy en día, se pueden encontrar partes de este sistema en varias partes del vehículo. Por eso, es importante que el mecánico se especialice en este tipo de mantenimiento para satisfacer las necesidades de cada cliente. A continuación, explicaremos un poco más sobre las partes que componen este sistema de frenos antibloqueo. ¡Echale un vistazo!

Ruedas pónicas

Generalmente, estas piezas se acoplan a otros componentes del automóvil, como cubos de rueda, cojinetes, retenedores, juntas homocinéticas, caja diferencial, entre otros. La mayoría de las veces, tienen la forma de un anillo dentado o un disco magnético.

sensores de velocidad

Estas piezas están presentes en todas las ruedas del vehículo o en el centro del diferencial. Esto se debe a que son los encargados de leer la información generada por las ruedas fonéticas. A partir de ese momento, el módulo electrónico detecta el inicio del bloqueo y activa el sistema de frenos ABS.

Unidad hidraulica

Normalmente se encuentra en la bóveda del motor, esta unidad consta de una bomba electrohidráulica, cámara de acumulador y electroválvulas. Cada una de estas partes juega un papel importante en relación con el líquido de frenos. Mientras que la bomba electrohidráulica presuriza el líquido de frenos ABS después de actuar, las válvulas solenoides son responsables de controlar la presión del líquido en cada rueda. La cámara del acumulador, por otro lado, es un lugar donde el fluido permanece hasta que se presuriza.

Cilindro maestro

El cilindro maestro de los automóviles que tienen sistema ABS es diferente de los modelos sin esta tecnología. Por tanto, un mal mantenimiento de esta pieza puede comprometer la frenada.

modulo electronico

El microprocesador del módulo electrónico controla la acción de todos los componentes, evitando el bloqueo y proporcionando el mejor frenado. Esta parte también es responsable de alertar cuando hay un defecto en el sistema.

Cuidado de mantenimiento del ABS

Las piezas de freno ABS se pueden encontrar en varias partes del vehículo. Por tanto, es importante conocer cómo funciona este sistema para poder realizar el mantenimiento. Para empezar, el líquido de frenos merece una atención especial. Esto se debe a que si es viejo o tiene la especificación incorrecta, podría dañar la unidad hidráulica. Además, el cambio de pastillas también es fundamental en este tipo de freno, ya que puede dañar varios componentes. Aquí, es importante señalar que el ABS es una característica de seguridad adicional que evita que la rueda se bloquee. Entonces, incluso cuando hay un problema en el sistema, los frenos del vehículo continúan funcionando normalmente. Cuando hay algún problema con el freno ABS, el vehículo puede señalar algunas señales. Mira cuáles son los más comunes:

# 1 Temblor en los pedales

Una situación muy común cuando hay algún problema con los frenos es la vibración del pedal cuando se aplica el freno. Esto puede suceder debido a la deformación del disco, que no debe ser superior a 0,1 milímetro. Los cubos de las ruedas también pueden provocar vibraciones. En estos casos, las curvas superiores a 0,4 milímetros pueden ser suficientes para provocar cambios en el comportamiento del sistema. En estos casos, es necesario contar con un reloj comparador calibrado y su base magnética para realizar una evaluación. Tras el montaje, el equipo debe estar perpendicular a la superficie del disco o cubo. Además, es importante comprobar todas las ruedas que utilizan este sistema.

# 2 Ruidos al frenar

Cuando el sistema ABS hace ruido al aplicar los frenos, es muy probable que sea necesario revisar todo el sistema. Este problema suele estar causado por el desgaste de las inserciones y puede identificarse fácilmente por el característico ruido metálico. En estos casos, simplemente cambie los componentes. Sin embargo, recuerde evaluar también el estado de los discos para determinar la necesidad de reemplazo. Para cambiar las pastillas en vehículos con freno ABS, es necesario abrir los purgadores de las pinzas antes de retraer los émbolos. En algunos modelos, también es necesario utilizar un escáner para devolver los ejes internos.

# 3 problemas electrónicos

Como el freno ABS es accionado por el sistema eléctrico del vehículo y muchos componentes terminan expuestos, los problemas con los cables o las interferencias electromagnéticas son comunes. Si el problema no es visible, es necesario utilizar un escáner para comprobar con precisión todo el sistema.

# 4 Acumulación de residuos

No todos los problemas relacionados con los frenos ABS requieren que se resuelva el reemplazo de componentes. Esto se debe a que, muchas veces, la falla puede ser causada por la acumulación de residuos, lo que puede afectar todo el funcionamiento del sistema. Esta situación puede ocurrir debido a las lluvias o incluso a la falta de activación del sistema durante un período prolongado. En estos casos, es necesario limpiar los sensores, las ruedas de activación y las válvulas solenoides.

# 5 Defecto en sensores

Este sistema antibloqueo requiere que los sensores envíen información correcta para actuar con precisión y seguridad. Por tanto, cuando los sensores tienen problemas, la centralita electrónica no puede enviar los comandos al módulo hidráulico, comprometiendo el funcionamiento del freno ABS. Por tanto, es fundamental comprobar el funcionamiento de estas piezas para que el sistema funcione correctamente. Al instalar estos componentes, compruebe si la distancia entre los sensores y todas las ruedas del gatillo es correcta. Si estos diagnósticos no son suficientes para encontrar el problema del freno del ABS, realice una prueba de manejo con el vehículo. Después de todo, mientras el vehículo está en marcha, es más fácil analizar la presencia de problemas o situaciones anormales. Además, la prueba de funcionamiento le permite evaluar la eficiencia de frenado y verificar si aparece alguna alerta en el panel. Incluso puedes aprovechar para realizar una evaluación completa de todos los componentes que garantizan el funcionamiento del vehículo.

Cuente con la Escuela de Mecánicos para obtener más información

Con los avances tecnológicos en el mercado de la automoción, es de suma importancia que los profesionales que quieran trabajar en este sector busquen cursos y especializaciones. Al fin y al cabo, es necesario conocer los nuevos sistemas y piezas que componen los vehículos para realizar un buen mantenimiento, como los frenos ABS (Anti Lock Braking System), así que si quieres adentrarte en este sector, conoce Escuela de Mecánico! Aquí puedes encontrar varios cursos profesionales y prepararte para trabajar en diferentes áreas de la mecánica. Con clases teóricas y prácticas, aprendes todas las técnicas con simulaciones de situaciones que ocurren en la vida diaria de un taller. De esta forma, ingresa al mercado laboral más preparado y más seguro para realizar los servicios. Haga clic aquí ¡y aprende más sobre nuestros cursos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba